Saltar al contenido

Vitaminas Para los Huesos y Articulaciones

Conforme va pasando la edad, las articulaciones se van desgastando y estas pueden llegar a convertirse en una patología llamada artrosis. Esta se va produciendo debido a daños en el cartílago y hueso que va dando lugar al reblandecimiento, desorden de las fibras articulares, ulceración y hasta la pérdida de este mismo.  Una excelente manera de poder prevenir y ralentizar la progresión es mediante una nutrición equilibrada y combinada con ejercicio físico, así como también reducir aquellas condiciones de riesgo como la obesidad y la sobrecarga articular.

Tener una alimentación bien equilibrada es muy importante para el bienestar articular y general de las personas. Consumir los alimentos adecuados puede ayudar a mantener y fortalecer los huesos y el tejido articular. Es recomendable tener una alimentación equilibrada.

Vitaminas para músculos y articulaciones ¿Cuál es la mejor vitamina para las articulaciones y/o fortalecer los huesos?

Existen algunos nutrientes que son de gran mejora para los huesos, el metabolismo óseo, la protección del cartílago y el mantenimiento de estos:

  • Vitamina C: promueve la generación del cartílago y su mantenimiento.
  • Vitamina D: interviene en la síntesis de los proteoglucanos.
  • Vitamina E: ayuda en la protección del cartílago y el crecimiento de las células del cartílago.
  • Selenio, zinc, cobre y manganeso y ácidos grasos poliinsaturados: intervienen en la de creación de colágeno y ayuda a reducir la inchazón del cartílago.

Los principales nutrientes que ayudan y dan mayor impacto a la mejora son la vitamina D y vitamina C junto con algunos minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio, el silicio y el azufre.

  • Calcio y fósforo:apoyan a la generación, el desarrollo y el mantenimiento de los huesos y los dientes. Es muy importante un buen equilibrio, ya que el consumo de un alto nivel en uno y bajo nivel en otro puede afectar a la capacidad de absorberse adecuadamente.
  • Magnesio:es parte de la estructura celular y ósea. Este debe estar equilibrado con el calcio, debido un bajo nivel puede inhibir la síntesis de la vitamina D, quien es necesaria para una adecuada mineralización de los hueso.
  • Silicio:es parte de la producción de elastina y colágeno, los dos forman un sistema para la fijación de calcio y magnesio en los huesos y estimulan la generación y mineralización de los huesos.
  • Azufre:este está dentro del colágeno, es un elemento que forma tendones, cartílagos y ligamentos.

Alimentos para las articulaciones y tendones ¿Cuáles son los más recomendados?

Los alimentos que contienen los nutrientes anteriores son:

Semillas y frutos secos: 

  • Pipas.
  • Sésamo
  • Piñones
  • Nueces.
  • Almendras.
  • Avellanas.
  • Cacahuetes
  • Pistachos.
  • Ciruelas.
  • Higo.
  • Dátiles.

Legumbres: 

  • Soja
  • Garbanzos
  • Lentejas.

Cereales integrales: 

  • El trigo.
  • Arroz integral.
  • Avena.
  • Mijo.
  • Quinoa.

Verduras de hoja verde: 

  • Acelgas.
  • Espinacas.
  • Brécol.

Proteína animal:

  • Pescados.
  • Aves.
  • Carnes magras.

Verduras y hortalizas: 

  • Las familias de las coles.
  • La cebolla.
  • Ajos.
  • Puerros.
  • La cebolla.

Aceite de oliva: este producto contiene un alto nivel de antioxidantes que ayudan a los tejidos.

Alimentos malos para las articulaciones ¿En qué alimentos debe reducirse su consumo?

Existen algunos alimentos, que dependiendo del nivel de sensibilidad en que se encuentren las personas, pueden contribuir a que aumente la inflamación o el dolor de las articulaciones en personas que tiene artrosis o alguna otra patología osteoarticular.

Estos alimentos pueden las patatas, el pimiento o chile morrón, berenjena y el tomate. Otro que no es recomendable su consumo es tabaco. Para confirmar el nivel de sensibilidad hacia estos alimentos se puede dejar de consumirlos durante algún tiempo  y así comprobar si evolucionó o no en el dolor articular.

Alimentos para las articulaciones ¿Cuál es la mejor manera de cocinar?

Es muy importante evitar alimentos de origen sintético, que estén precocinados y que o procesados a un alto nivel.

Lo ideal debe ser consumir alimentos sin estar procesados, que estén crudos, de origen orgánico o recién cultivados de venta local o que sean de cosecha o temporada. Hacer los vegetales a vapor, o las carnes como aves y pescados al horno, ayuda a que los nutrientes y las vitaminas se mantengan íntegras.

Cocinar las verduras puede destruir las vitaminas y los nutrientes esenciales para el cuerpo.